La sub-área de música de la Universidad Internacional de Valencia, perteneciente a la Facultad de Artes, Humanidades y Comunicación de la Universidad, es un referente mundial en la formación musical online, ofreciendo programas pioneros como el Máster Universitario en Interpretación e Investigación Musical o el Grado en Musicología.  Sin duda uno de los aspectos diferenciales que ha permitido a esta sub-área establecer su posición destacada, es su extraordinario claustro, compuesto por profesionales de la interpretación, composición e investigación musical de prestigio internacional y referentes en su ámbito, docentes como el Dr. Robert Ferrer Llueca, doctor en Musicología, títulos Superiores de Música, especialidades en Dirección de Orquesta y Tuba, y dueño de un extenso CV como intérprete, director e investigador. Imparte docencia en el Máster Universitario en Interpretación e Investigación Musical y en el Grado en Musicología, donde además ejerce de coordinador. Además, recientemente ha asumido el rol de director del recién lanzado Máster Universitario en Composición Musical de VIU, un innovador título que ofrece a sus estudiantes una perspectiva única de la composición con el fin de que sean capaces de desarrollar al máximo su voz propia y talentos compositivos. Para conocer un poco más acerca del máster y de su visión sobre la composición musical, nos pusimos en contacto con el Dr. Ferrer Llueca y le realizamos la siguiente entrevista.

¿Qué tiene la música que le permite ser un lenguaje universal capaz de transmitir sentimientos e ideas incluso sin importar si el oyente entiende la letra (en caso de que la tenga)?

La música es efectivamente uno de los lenguajes más universales que existen. Como los demás sistemas lingüísticos o de signos que han sido codificados históricamente a lo largo de los siglos, presenta símbolos (musicales) y una convención en su significado, ambos aspectos compartidos por los músicos de todo el planeta. Ello permitiría, por ejemplo, que un músico aborigen de Australia pudiera leer e interpretar de alguna manera la partitura de una obra para guitarra compuesta por Paco de Lucía o una canción de Sara Montiel. Por lo tanto, aunque una música tenga asociado un texto escrito en un idioma desconocido por el oyente, este puede comprender igualmente el discurso propiamente musical, su idiosincrasia artística, y lo hará siempre a distintos niveles: como oyente pasivo, aficionado, melómano, o como músico profesional o especialista. El mayor o menor grado de comprensión musical vendrá determinado por la predisposición intelectual durante el propio acto de escucha y en la práctica musical, y también, claro está, dependerá de la formación o conocimientos musicales previos.

¿Cuáles son las posibilidades formativas en torno a la música que ofrece actualmente VIU?

Me gustaría destacar aquí los interesantes programas formativos sobre música que tenemos en marcha actualmente dentro de la Facultad de Artes, Humanidades y Comunicación de VIU. En primer lugar, el Grado en Musicología –del que, además, he sido nombrado coordinador desde el presente curso académico–, que actualmente tiene ya desplegados sus cuatro cursos correspondientes y es uno de los pocos Grados en Musicología en España que permite una formación completa totalmente online. Por otra parte, el Máster Universitario en Interpretación e Investigación Musical, un programa de posgrado con varias exitosas ediciones a sus espaldas, ya totalmente consolidado y de referencia para la formación musical online tanto a nivel nacional como internacional, y que cuenta además con dos itinerarios distintos: investigación e interpretación (especialidades de Piano, Violín, Viola, Violoncello). Y, finalmente, el nuevo programa de Máster Universitario en Composición Musical que esperamos pronto pueda empezar su andadura y al que me referiré con un poco más de detalle hacia el final de esta entrevista.

¿Qué es lo más importante a la hora de enfrentar la composición musical? ¿Qué consejo le darías a alguien que está buscando su estilo propio?

Desde mi humilde punto de vista como director de orquesta y musicólogo, creo que lo más importante para un compositor durante el proceso creativo debería ser encontrar una voz completamente personal y original, libre de ataduras de cualquier tipo, formada y evolucionada a partir de los fundamentos académicos de la disciplina de la composición musical –pero, y esto es muy importante, sin dejarse limitar en absoluto por estos–, llena de sabiduría (no exclusivamente musical) e inspiración, abierta siempre a la consideración de nuevas propuestas o ideas externas, etc. El consejo más valioso que le daría a un compositor novel que quiera iniciarse e incluso abrirse camino en un futuro en el apasionante mundo de la composición musical sería escucharse a uno mismo, si esto es todavía posible en un mundo tan desvirtuado y saturado de sonidos, ruidos (que seguramente también son sonidos) y otras muchas cosas.

¿Cuáles son las principales salidas laborales para quien busque dedicarse profesionalmente a la composición musical?

La composición musical es quizás una de las especialidades musicales más exigentes, dificultosas o incluso controvertidas en cuanto a salidas profesionales se refiere. No resulta realmente fácil para los compositores asegurarse un futuro profesional digno dedicándose exclusivamente a la creación musical, y esto es igual fundamentalmente tanto en España como en el extranjero. No obstante, existen varias posibilidades para aquellas personas interesadas en abrirse camino como compositores o compositoras: dedicarse en exclusiva a la composición de música clásica, música tradicional o popular, música ligera, música para medios audiovisuales, música para videojuegos… a través de encargos institucionales o distintos programas de mecenazgo de orquestas u otros conjuntos instrumentales o vocales; la gestión musical en instituciones y entidades públicas o privadas; tareas de programación o dirección artística en auditorios, teatros o festivales; y también la docencia en asignaturas relacionadas con la composición musical en conservatorios, academias y centros educativos públicos o privados.

El Máster Universitario en Composición Musical de VIU tiene un enfoque diferente al de cualquier otro máster del sector. ¿Nos puedes explicar un poco en qué consiste esa diferencia y qué otros puntos destacarías del programa?

Este nuevo programa de Máster Universitario Composición Musical ofrecido por la VIU presenta un enfoque general, no centrado en áreas ni medios específicos o estilos determinados, que permite al estudiante participar de una formación avanzada integral en composición musical con la finalidad última del descubrimiento y la puesta en práctica de un estilo compositivo consistente y altamente personal. Se persigue en todo momento el desarrollo creativo personal, la búsqueda interna de recursos compositivos y la definición de un estilo y estética individuales y originales, siempre mediante una metodología totalmente online y esencialmente práctica para la aplicación de los conocimientos teóricos adquiridos previamente. El claustro está formado por profesionales de las distintas áreas o campos de estudio musicales, contando además con clases magistrales impartidas por expertos invitados y compositores de reconocido prestigio tanto a nivel nacional como internacional. Uno de los objetivos principales del programa es el acercamiento entre las figuras del intérprete y el compositor, con asignaturas destinadas especialmente a este fin, concluyendo los estudios con la presentación de un Trabajo Fin de Máster (TFM) con dos itinerarios posibles: performativo e investigador. En definitiva, un nuevo programa de posgrado que espera contribuir al interés académico-musical en general y cumplir completamente con las expectativas y necesidades formativas del alumnado interesado especialmente en la composición musical.